jueves, 27 de junio de 2013

Chomón y el color

Como es bien conocido por todos el cine nació, y perduró durante muchos años, en blanco y negro. Poco a poco el color se fue haciendo un lugar. Este se incorporó, principalmente, para atraer a más espectadores y hacer que las fantasías que se veían en pantalla fueran mucho más increíbles de lo que ya lo eran en las copias en blanco y negro. Fue por este motivo por lo que se creyó necesario "industrializar" este sector.


Gracias a esta necesidad nacieron los talleres de coloreado de películas. Julienne Mathieu, esposa de Segundo de Chomón, fue una de las mujeres que trabajaron en uno de estos talleres pintando, fotograma a fotograma, los filmes. El coloreado se realiza con anilinas disueltas en agua y alcohol. Como ya se ha explicado anteriormente, Segundo entra en este mundo de la mano de Julienne en el taller de Mdme. Thuillier donde aprende el oficio. Rápidamente adquiere mucha fama como iluminador de cintas.

Era un trabajo muy cansado, aunque no lo pareciera, donde se necesitaba tener mucha destreza, buen pulso y muy buena vista. "Hay que dar la Misma tinta en los mismos objetos reproducidos un gran numero de veces. La división del Trabajo lo ha hecho más fácil y regular. Cada operaría está encargada de la aplicación de un solo color, cuyo matiz y cuyo lugar están determinados miedo al jefe colorista ... Por muchos que Sean los cuidados que se tengan y la Habilidades de la mano que maneja el pincel, el color desborda algunas veces los límites que están asignados. Por poco que sobrepasan los contornos, la irregularidades amplificada en la proyección será aparente en la pantalla ... "

Colorcine, creado por Chomón, permitía pintar todo el fotograma
A medida que pasaba el tiempo las películas también eran mucho más largas y el hecho de colorear a mano era mucho más complicado, por no decir imposibles. Se crearon diferentes aparatos destinados a la coloración de películas. Estos aparatos lo que se podía hacer era iluminar todo el fotograma en vez de unas partes concretas de él. En este momento el color dejó de ser un elemento para captar la atención del público y pasó a ser un elemento más de la narración.

Tal y como hemos acabado de decir, las películas cada vez eran más largas y colorear cada elemento del fotograma requería mucho tiempo, por este motivo se pasan a tintar las películas con tonos monocromas. Primero era bicromático (verde y rojo) y seguidamente pasó a ser tricromático.

A continuación, y después de haber explicado muy sintéticamente como era el tintado de los primeros filmes, hablaremos de la evolución de de iluminación fijándonos con diferentes filmes de Segundo de Chomón.
Los primeros filmes que encontramos pintados de Segundo de Chomón sólo encontramos un elemento o diferentes coloreados. Este hecho nos refuerza la idea de que el color servía para atraer el interés. También nos podemos encontrar en el caso de que sólo se pinte una sola parte de la cinta y coincida en que fuera la parte más importante del film.


Podemos encontrar reflejado este aspecto en la película La Fée Printemps (1902) en la que observamos que sólo el final del film encontramos alguna parte pintada y coincide cuando las flores se transforma en un niño.
Seguidamente incorporó un marco, alrededor de los extremos de la escena, de carácter teatral. Este, junto con algunos otros elementos que encontramos en la acción del filme, lo encontramos pintado con colores muy vivos.



Nos lo encontramos, en repetidas ocasiones, con este tipo de filmes. Citaremos dos filmes donde se puede ver claramente este aspecto: Las gafas merveilleuses (1907) y Las rosas mágicas (1906)
Los filmes pasan a tener más metraje, tal y como ya hemos explicado anteriormente, y el tintado se hacía imposible realizarlo a mano. Por este motivo Chomón comienza a utilizar un aparato que creó él mismo y que "bautizar" con el nombre de Colorcine.


Uno de los filmes coloreados con este mecanismo fue Superstition Andalouse (1912). Se puede ver en el filme que los colores dejan de ser estridentes, son mucho más suaves y se integran en la narración de la historia. Además vemos todo el fotograma coloreado y no según qué elementos que aparecen en escena
.
Finalmente sabemos que Chomón se asoció con E. Zollinguer para seguir investigando sobre el tintado de filmes. Este sistema mecánico de pintado consistía en tintar las copias positivas para bicromía.
Sabemos que hubieron dos cintas que las coloreó siguiendo este proceso pero no nos han llegado a nosotros. Estas eran: La naturaleza color y Mimosa.

El color formaba parte en los inicios como un factor más en este cine de atracciones para atraer al público y poco a poco se fue convirtiendo en otro elemento indispensable para contar una historia. Gracias al afán de Chomón para la producción y el estudio de métodos de tintado nos ha dado la oportunidad para poder ver filmes coloreados y poder adentrarnos técnicamente en este mundo.

**************************
Bibliografia:
MINGUET, JM,  Segundo de Chomón. El cinema de la fascinació,  2009, Filmoteca de Catalunya, Barcelona
SANCHEZ VIDAL, A, El cine de Segundo de Chomón, 1992, Caja de Ahorros de la Inmaculada Aragón, Zargoza.
THARRATS, JG, Los 500 films de Segundo de Chomón, 1988, Universidad de Zaragoza, Zaragoza

No hay comentarios:

Publicar un comentario